Bienvenido !    |    Trading Desktop    |   Suscribete a nuestro Newsletter    |   Mapa web    |   Agenda de eventos    |   Twitter    |   Google +    |   Vimeo

Qué es el programa de compra de activos del BCE?

Imprimir
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Categoría: Operativa trading
Publicado el Sábado, 28 Octubre 2017 Escrito por Albert Salvany Rebled

La crisis económica de 2008 supuso para muchos un curso acelerado de macroeconomía y que conceptos como prima de riesgo, PIB, tipos de interés, bonos, inflación...  han pasado a formar parte del vocabulario habitual de una gran mayoría de la población, y han visto como las oscilaciones y variaciones de estos ratios han afectado directamente a sus vidas.

Dentro de este contexto, el BCE se erige como la entidad que regula y controla el mercado, y para ello tiene diversos recursos y herramientas a su alcance. En este post nos vamos a centrar en uno de ellos: el llamado Programa de compra de Activos. Si quieres saber más sobre él, te ofrecemos una referencia.

DISEÑO DE POLITICAS ECONÓMICAS

Vamos a analizar como el BCE es capaz de intervenir en los mercados y qué herramientas utiliza para ello. Sin duda la más útil y rápida es la estrategia conocida como APP en inglés (Asset Purchase Program). El Programa de Compra de Activos permite al BCE inyectar liquidez en el sistema financiero. El Banco compra diversos activos (en concreto y por ahora la denominada Deuda Soberana, los bonos de los diferentes estados de la zona Euro), y mediante esta compra proporciona liquidez de forma clara a cada uno de los estados emisores de estos bonos, aparte de contribuir al equilibrio de precios gracias a la demanda de compras generada por el Banco Central.

Sin duda, el principal objetivo de este programa de compra de bonos es doble. Adicionalmente al ya comentado que permite proporcionar liquidez a los diferentes estados y mantener el precio de los bonos (y por tanto las rentabilidades a pagar bajas), debemos añadir también el hecho de que proporcionar esta liquidez también contribuye a dinamizar la economía y ese aumento de actividad debe contribuir a aumentar la inflación, algo que la tímida recuperación no consigue de forma orgánica.

ANATOMIA DE UN BONO. MERCADOS DE RENTA FIJA.

Para entender un poco más este mecanismo, vamos a detallar un poco más el funcionamiento del instrumento utilizado en esta operativa: el Bono. En el caso de los bonos soberanos, el emisor es un Estado que emite unos títulos con un nominal determinado, con un plazo determinado de vida y que durante ese periodo revierte una remuneración al inversor en forma de interés anual, devolviendo el capital aportado al inversor al final del período. El hecho que siempre hay que tener presente cuando se habla de bonos es que por definición, la rentabilidad que ofrece el bono es inversa al precio del mismo.

Si queremos adquirir bonos, como inversores tenemos dos opciones distintas:

  1. Mercado Primario. En este mercado, acudimos a las subastas de deuda pública para adquirir los títulos que deseemos. El precio final de este bono irá fijado por la subasta que se produce y conocemos previamente el tipo de interés con el que va a remunerarse este bono.
  2. Mercado Secundario. La primera opción limita el poder de compra del inversor al momento en que el estado emisor decide crear o emitir nuevos bonos. Con la existencia de este mercado secundario, se facilita que los inversores poseedores de bonos que quieran desprenderse de ellos encuentren un comprador que adquiera sus bonos.

Rentabilidad bonos respecto a su precio

Esta segunda opción es la más interesante para comprender el porqué la rentabilidad de los bonos se mueve de forma inversa al precio del mismo. Para no extendernos vamos a comentar directamente los factores que condicionan esta rentabilidad y de que forma lo hacen. Lo primero que hay que comentar que el precio de un bono siempre lo vamos a ver expresado en forma de porcentaje. Teniendo en cuenta que el bono elegido remunera a un tipo de interés determinado, podemos deducir que cuando estemos pagando un precio superior a 100 sobre el bono pagaremos un importe superior a ese nominal cobrando el mismo interés, y por tanto, nuestra rentabilidad final va a ser menor que el tipo de interés indicado. Si calculamos entonces la rentabilidad anual (TIR) del bono con el precio de mercado, la rentabilidad será menor como más alto sea el precio.

Ahora que hemos visto como actúa e influye el mercado con los precios y la rentabilidad de los bonos, podemos entender un poco más cómo actúa el APP sobre el mercado. Y evidentemente lo hace sobre los dos frentes. En el Mercado Primario adquiere bonos de nuevo cuño y en el mercado secundario, ofrece liquidez a este mercado, y con esta demanda generada contribuye a modular los precios.

Pero ahora, vamos a examinar con detalle las entrañas de este APP. La compra de activos del BCE se ha centrado como hemos comentado en la deuda soberana de los países miembros de la UE. Si examinamos el detalle de las compras del banco central podemos obtener una información muy interesante sobre la estructuración del mercado y la importancia e influencia en los precios que tiene este programa.

En el gráfico siguiente podemos ver dos datos distintos. El expresado con una línea roja, (Net issuace) podemos ver el nominal en bonos emitido por los países, es decir, la cantidad de bonos que van al Mercado Primario. La línea azul nos indica el nominal de las compras totales de bonos por parte del BCE. Podemos ver como las compras de bonos realizadas por el banco central superan ampliamente las emisiones que se están realizando, unas 7 veces más aproximadamente. Pero.... dónde compra el BCE esos bonos? pues en el Mercado Secundario.

Podríamos decir que 6 de cada 7 bonos comprados por el BCE lo son en el mercado secundario. Es decir, bonos ya emitidos con anterioridad y que son adquiridos a sus tenedores actuales. Esa demanda creada por el BCE, contribuye a mantener el precio en el mercado de estos instrumentos financieros y por tanto, ayuda a mantener controlada la rentabilidad a pagar por esos bonos e indirectamente en la rentabilidad de los bonos de nueva emisión.

EL BCE afronta una reducción de su APP

Una vez vista la potencia del mecanismo, vamos a comentar la decisión tomada por Mario Draghi en la reunión del dia 26/10/2017. Y es que en términos del programa APP se produce una modificación de las compras en dos aspectos distintos:

1. Prórroga del programa de compra de activos por un periodo de nueve meses, hasta Septiembre de 2018.

2. Reducción del importe de compra de activos a la mitad, 30.000 millones de EUR

Por tanto, podemos ver rápidamente que una reducción en la mitad del capital disponible dedicado a compra de activos tendrá un impacto directo en el precio de los bonos, especialmente en el mercado secundario, perdiendo una parte importante de  su potencial para influir en la evolución de los precios de la deuda. Este impacto intenta ser suavizado prolongado el periodo de ejecución del APP 9 meses más, aunque sea con una importante reducción de su importe.

El aumento de la inflación y la progresiva mejora de las diversas economías hacen que no sea necesario aplicar estas medidas de estímulo de forma tan contundente. Más aún, su prolongación excesiva podría tener un efecto totalmente contrario y eso le añade más urgencia al planteamiento de que estas medidas se retiren del mercado. El problema precisamente puede ser el método utilizado para esta retirada. En caso de realizar una supresión de medidas demasiado enérgica podríamos asistir a un desplome del mercado con más contundencia de la deseada y a unos repuntes de las rentabilidades, lo que dificultaría colocar nuevas emisiones en el mercado.

Pero puede surgir una pregunta comprensible: ¿Podemos nosotros evaluar en que fase del PPA estamos y si tenemos una reducción inminente del mismo?. Pues evidentemente, el mercado siempre deja rastro y hay algunos signos que pueden permitirnos percibir la inminencia de cambios.

Rentabilidad en el mercado de bonos

Teniendo en cuenta el escenario en el cual nos encontramos (bajos tipos de interés y baja inflación) podemos ver como se comportan cada una de estas variables para tomarle el pulso al mercado de bonos ( y por extensión y correlación) a la totalidad de los mercados financieros. Hay que tener claro que este tipo de análisis por definición siempre van a ser incompletos y nos van a dar una de las variables de la ecuación únicamente: vamos a poder evaluar si tenemos una valoración extrema y por tanto con tendencia de reversión a la media, pero no nos va a indicar el momento justo de la vuelta a la normalidad.

Vamos a seguir hablando de los bonos y en esta ocasión vamos a analizar el comportamiento de sus rentabilidades. En el gráfico inferior podemos ver por un lado los bonos que se están negociando con rentabilidad positiva y los que se están negociando con rentabilidad negativa. Hay que recordar que el entorno de tipos bajos influye directamente en que tengamos rentabilidades de bonos por debajo de cero (es decir, que tienes que pagar para obtener esos bonos). Esto sólo se produce en situaciones en las cuáles no hay oferta de productos financieros con tipos de interés positivos prácticamente. Podemos ver como el diferencial existente en este gráfico se ha ido ampliando llegando a zona de máximos.

Naturalmente podemos ver como esta diferencia sigue aumentando como ha hecho con periodos anteriores, pero es de sentido común pensar que si otras variables macro de la economía tienden a dar resultados positivos, este diferencial tendría que reducirse paulatinamente. La situación normal sería que no existieran prácticamente los productos con rentabilidad negativa y más o menos rápidamente tenemos que tender a ese estado, aunque si bien es cierto que mantener esta situación ha sido de mucha utilidad para los países de la Zona Euro más endeudados para aliviar su situación económica, es algo que no puede extenderse en exceso en un escenario de inflación al alza y más teniendo en cuenta su coste. 

Durante todo este periodo... quién puede haberse quedado principalmente bonos con tipo de interés negativo? Pues el BCE... naturalmente... echando una mano a las economías más necesitadas y manteniendo su financiación baja o negativa. Hemos hablado ya de la fase actual, pero una buena pregunta que dejo abierta para que el lector analice el mercado es: ¿Qué pasará cuando los bancos centrales, en este caso el BCE, inicien una subida de tipos y estos bonos pasen a positivo? ¿Podríamos estar en puertas de un giro en los mercados de renta variable?

Espero vuestras respuestas a esta pregunta...

 

Dónde encontrarnos?

FOREXperiences.com     

Quién está?

Tenemos 38 visitantes y ningun miembro en Línea

Safe Creative #1404171098955

Agenda

Twitter

© 2012. Albert Salvany Rebled |    |    Mon, 11 Dec 2017 15:54:22.