Bienvenido !    |    Trading Desktop    |   Suscribete a nuestro Newsletter    |   Mapa web    |   Agenda de eventos    |   Twitter    |   Google +    |   Vimeo

Cómo funcionan las inyecciones de capital de los bancos centrales?

Imprimir
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Categoría: Mercados financieros
Publicado el Viernes, 21 Noviembre 2014 Escrito por Albert Salvany Rebled



Recientemente la FED ha hecho pública su decisión de finalizar su programa de compra de activos. El TALF así ha llegado a su fin después de su inicio, allá por 2009. En ese momento la Reserva Federal, en una decisión sin precedentes desplegó un agresivo programa de compra de títulos respaldados por activos, o ABS (Asset Backed Securities) destinado a aumentar la liquidez del sistema y permitir sobre todo al sistema financiero reequilibrar sus balances. Esto sin ir más lejos supone un sistema mediante el cual se está mutualizando el riesgo, con un efecto de expulsión del mismo sobre los balances de las compañías.

En el caso de USA, eso ha redundado en un aumento de liquidez para el sector financiero que ha ayudado a estas entidades en los peores momentos de su historia. Una vez no son necesarios estos estímulos, la Reserva Federal dejará de intervenir en el mercado de esta forma, pero ante el escenario de estancamiento económico en Europa, parece que ahora el BCE es el que coge el testigo y pretende iniciar un programa de compra de ABS para aplicar la misma medicina a la economía. La pregunta es si el funcionamiento de este mecanismo será parecido al sucedido en la economía norteamericana. Si es así, podemos ver ciertos movimientos que pueden ser interesantes desde el punto de vista del inversor.

LOS ABS, EL CORAZÓN DEL PLAN DE LA RESERVA FEDERAL.

Los Assets Backed Securities son los activos que ha ido adquiriendo la Reserva Federal, sobretodo durante el primer año de este proceso. La institución ha desarrollado un programa de compras que ha supuesto una fuente inagotable de liquidez con un efecto exponencial, tal y como os vamos a describirUn ABS es un activo cuyos flujos monetarios están derivados de otros activos, los llamados “colaterales”. Habitualmente este subyacente está formado por un conjunto de estos activos que acostumbran a ser ilíquidos por sí solos y que por tanto son difíciles de transaccionar y comercializar. Dentro de esta denominación podemos incluir multitud de productos que se han visto en esta situación desde la explosión de la crisis financiera allá por el 2008.

De manera que el proceso de agrupar y “titulizar” estos activos convirtiéndolos en nuevos instrumentos financieros permite que éstos sean vendidos a nuevos inversores diversificando y diluyendo por tanto su riesgo, mediante la creación de “cestas” de productos en cada vehículo financiero creado con un nivel determinado de riesgo. Estos tipos de activos pueden ser de composición y de origen completamente distintos, pudiendo ser ellos a su vez de corte financiero. En algunos casos estamos hablando de créditos al consumo diversos cuyo riesgo se ha podido traspasar de la entidad origen a un “comprador”. La Reserva Federal asumió el papel de ese comprador.

ASSET BACKED SECURITIES | Los instrumentos respaldados por activos es un vehículo financiero que aglutina diferentes productos

 

EL MISTERIO DE LA GENERACIÓN DE LIQUIDEZ.

Como podéis ver hasta éste punto, el primer efecto que tiene esta medida es que las entidades que venden estos ABS, ya sea de forma directa o a través de intermediarios encargados de confeccionar los productos, acaban recibiendo una liquidez que difícilmente obtendrían en condiciones normales, pero esta es la primera y directa consecuencia de la medida. Si miramos más allá, los efectos se siguen prolongando. Estas entidades vendedoras, al efectuar las transacciones dan de baja de sus balances e inventarios estos activos, que en muchos casos eran considerados tóxicos y por tanto cuyo valor de mercado no podía compensar su valor nominal. Este hecho produce que en estos casos,  no sea necesario provisionar en el balance cantidad alguna en prevención de la aparición de posibles minusvalías latentes, (lo que venimos a llamar “agujeros financieros”). Al desaparecer ambas cosas, los balances de las compañías mejoran por varias vías:

  1. Los activos se dan de baja en la contabilidad.
  2. Las provisiones para cubrir las posibles pérdidas derivadas de estos se recuperan
  3. Esto produce una reducción de las deudas de las compañías y por tanto una mejora en sus balances que redundará en más beneficios.
  4. La mejora de sus balances afectará directamente a sus ratios de solvencia y por tanto, mejorará sus ratings, cosa que permitirá acceder a mejores condiciones de financiación con la disminución de sus gastos financieros.

Básicamente lo que vemos en este proceso es una operación de trasvase del riesgo, concentrándolo en unos productos que son paquetizados y extraídos del balance de las compañías. 

EFECTOS DIRECTOS SOBRE EL MERCADO.

Viendo este planteamiento, la conclusión directa que podemos extraer es que estas compañías al mejorar sus resultados y perspectivas deben experimentar una notable mejora de sus cotizaciones en los mercados. Y al menos en el caso de los mercados USA así fue. De esta manera, el sector financiero de USA, coincidiendo con la puesta en marcha del TALF experimentó un aumento en sus cotizaciones que podemos ver reflejadas en el gráfico adjunto del índice DJ USA BANKS, que concentra a las principales entidades del país. Podemos ver como el índice experimenta un fuerte impulso en el mes de Marzo de 2009. En el gráfico del TALF, podemos apreciar como en esas mismas fechas se produce el nacimiento del programa y se empiezan a realizar las primeras compras de ABS que van aumentando de forma progresiva hasta alcanzar su máximo en Abril de 2010. En ese momento el sector bancario frena su ascenso coincidiendo con la disminución del programa de compra de ABS

La revalorización en este periodo alcanza el 65,92% siendo una prueba del impacto de las medidas ejecutadas por la FED. Si superponemos los dos gráficos podemos apreciar aún con más claridad este hecho y como existe un claro paralelismo entre el índice bancario y el aumento del TALF.

 

Y AHORA EUROPA…

Ahora, el BCE parece dispuesto a aplicar la misma medicina al enfermo. Si suponemos un impacto parecido en el Viejo Continente, debemos ver y seguir a las entidades del sector financiero europeo, porque podrían experimentar subidas en sus cotizaciones derivadas de esa mejora en su solvencia, aunque está por ver que el efecto sea el mismo, tanto en dirección como intensidad. La estructura y composición del sector no es la misma a ambos lados del Atlántico, pero para hacer este análisis podemos fijarnos en el índice DJ correspondiente a los bancos europeos. Vamos a ver alguna reacción parecida? No lo sabemos a priori, pero creo que es conveniente tener este planteamiento en la cabeza a la hora de plantear nuestra operativa. El sector financiero europeo, un sector a seguir en los próximos meses.

 

Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir las noticias semanalmente en tu correo

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y tendrás información puntual de la publicación de nuevos contenidos

Dónde encontrarnos?

FOREXperiences.com     

Quién está?

Tenemos 90 visitantes y ningun miembro en Línea

Safe Creative #1404171098955

Agenda

Twitter

© 2012. Albert Salvany Rebled |    |    Mon, 24 Jul 2017 02:55:25.