Las criptomonedas CBDC llaman a la puerta

El mundo de las criptomonedas está centrando mucho las noticias de ámbito económico principalmente. Un activo con esta alta rentabilidad llama la atención, y más en un entorno restrictivo en este aspecto como el actual. Pero a pesar de lo que pueda parecer desde el exterior, el mundo de las criptomonedas no es homogéneo, y eso va en sus genes, como entorno distribuido que es y con la mayoría de sus aplicaciones basadas en software libre. Además, por mucho que parezca lo contrario, existe un consenso generalizado en el sector financiero a todos los niveles en que las criptomonedas son el futuro. Creo que el debate ya no está en el futuro de esta propuesta, sino en cómo va a ser, y allí es donde está la discrepancia. Una de las propuestas que están sobre la mesa impulsada por el sistema actual son las llamadas CBDC (Central Bank Digital Currency). Te contamos qué son las CBDC, para qué sirven y donde creemos que está la clave para su expansión y desarrollo. Aprende sobre el mundo de las criptomonedas con nosotros


LA DIVERSIDAD DEL UNIVERSO CRYPTO

Como hemos comentado, creo que es un debate completamente estéril entrar en la discusión sobre si las criptomonedas tienen un futuro viable. Si hablamos de ellas como concepto y enmarcadas dentro del contexto global de Transformación Digital de nuestra sociedad creo que este punto no está en discusión. Vamos a utilizar la frase tan manida de

Las criptomonedas han llegado para quedarse

Ahora bien, una vez dictada sentencia en este aspecto, la historia no acaba aquí, ni mucho menos... Por mucho que puede parecer externamente que podemos hablar de criptomonedas como un mundo homogéneo sin fisuras en donde conviven activos de las mismas características esa afirmación no puede estar más alejada de la realidad. El mundo crypto es actualmente un ecosistema muy complejo con más de 6.000 criptomonedas activas en estos momentos. La diversidad es enorme desde muchos puntos de vista como el tecnológico, el conceptual o la utilidad, y eso es algo a tener en cuenta

CBDC, O COMO LOS BANCOS CENTRALES ENTRARÁN EN EL MUNDO CRYPTO

Por mucho que pueda parecer que esta transformación es completamente ajena a organismos o gobiernos, nada está más alejado de la realidad. Como toda transformación de ciertas dimensiones, ésta tiene un carácter transversal y surgen propuestas de todo tipo como hemos comentado. Una de ellas está centrada e impulsada por los bancos centrales y lleva el acrónimo de CBDC

¿Qué es una CBDC?. Pues para empezar estamos hablando de Central Bank Digital Currency, es decir monedas digitales de bancos centrales. Esto a priori nos hace llegar a una primera conclusión:

Los organismos e instituciones al frente de nuestra sociedad podrán no estar de acuerdo con el objetivo o el planteamiento de ciertas criptomonedas por diversas razones, pero eso no va en contrar de reconocer el potencial transformador de esta tecnología y en tener la seguridad de que se va a imponer dentro de un mundo Transformado Digitalmente

Creo que es importante empezar desde este punto de partida y especialmente para los recién llegados. Debe evitarse en todo momento la lectura de que el mundo de las criptomonedas y la tecnología que las soporta son perniciosas de por sí. El problema no está en la tecnología que es sólida, robusta y resiliente como lleva años demostrando. El debate no es ese, sino el modelo de aplicación

Y dentro de este modelo, los bancos centrales tienen el suyo naturalmente. La diferencia radica en algo más que no utilizar de forma deliberada el nombre de criptomonedas para describirlo y emplear eufemismos como monedas digitales u otros, sino en la parte conceptual. Una CBDC no es más que la traslación de las monedas FIAT actuales al modelo digital. Es decir, en este caso, se obvia una de las características mas disruptoras de los criptoactivos, que es la descentralización. Estamos hablando por tanto, de monedas completamente centralizadas en las que el emisor es único o circunscrito a un número reducido de entidades u organismos, y en ese sentido, no pueden estar más alejadas del espíritu de una crypto como BTC u otras. El modelo de BTC no puede ser comparado con el de estas criptomonedas dada su gran diferencia conceptual, y no por ello debería ser menospreciado ni infravalorado. Al final puede ser igual de válido y depende como siempre de la confianza y valor que tenga ese activo entre los que lo utilizan

.

EL FALSO VETO A LAS CRIPTOMONEDAS

Por mucho que estos bancos y entidades se esfuercen en criticar y descartar las criptomonedas como un activo viable la realidad se abre camino, y es que estas mismas entidades que denostan públicamente todo lo que huela a criptomoneda, en la intimidad están ya pensando como desarrollar sus propias propuestas. La prueba es la importante cantidad de documentos, whitepapers y proyectos que existen de bancos centrales y otros organismos que versan sobre la posibilidad de crear criptomonedas propias bajo el paragüas, control y revisión del correspondiente regulador. Por mucho que se esfuercen en justificar lo injustificable, lo que están desarrollando es una criptomoneda como otra de las 6.000 aprox que hay en circulación con la salvedad de que ellos se guardan el control exclusivo para salvaguardar el interés general. Desgraciadamente en múltiples ocasiones hemos visto como la definición de interés general por parte de estas entidades no era compartida por la mayoría de la sociedad. La prueba de todo esto está en la relación que puedes en la imagen superior de documentos de análisis y propuestas para lanzar CBDC realizadas por estos organismos y entidades en el último año. Yo diría que esto no se corresponde en muchos casos con la actitud pública que se ha mostrado

La implicación de los bancos centrales y grandes instituciones en el desarrollo e implementación de criptomonedas es un reconocmiento expreso a que esta tecnología se va a acabar imponiendo

DE LA VISIÓN MACRO A LA VISIÓN MICRO: WALLETS

No quiero cerrar este post sin referirme a una cuestión que creo que se está obviando en este momento y que supongo que aparecerá en un futuro, y es que bajo mi punto de vista, el problema de las podría ser no tanto su centralización (a día de hoy ya la tenemos), sino las herramientas que se nos proporcionen para gestionarla. Y aquí surgen varias preguntas interesantes que en todas las propuestas que yo he visto no mencionan o lo hacen vagamente:

¿El software utilizado para estas cryptos va a ser propietario o de libre uso?

Hay que recordar que al inicio de este artículo ya hemos comentado que la inmensa mayoría de cryptos utilizan software de libre uso, por un tema de transparencia. Me temo que este no va a ser el caso, y esto si que es especialmente preocupante por que sin poder acceder al código de ese software nadie podrá saber cómo se gestiona la criptomoneda, que información se obtiene ni con qué objetivo. Es por eso que, en caso de que esto sea así, creo que la analogía correcta en este caso podría ser la del Caballo de Troya para las CBDC

¿Qué tipo de wallets vamos a poder utilizar con estas criptomonedas?

Sin duda una cuestión importante a la que nadie está respondiendo y que para mi marca de forma muy directa la confianza que como ciudadanos podemos llegar a tener con estos proyectos. Un wallet o monedero digital es la aplicación que nos va a permitir gestionar las criptomonedas que tengamos en nuestro poder, nuestra herramienta cotidiana

¿Vamos a poder saber qué hace ese wallet exactamente?¿Va a ser un sistema abierto y podremos decidir o escoger el wallet a utilizar o va a ser cerrado con una única propuesta por parte del emisor?

Preguntas que por ahora no tienen respuesta, pero que con toda seguridad pueden marcar nuestro futuro como ciudadanos libres en los años venideros. No en vano siempre se dice que el que manda, es el que controla la cartera


Artículos relacionados
Especial Blockchain
FINTech News. Episodio 2. Cómo almacenar mis criptomonedas
FINTech News. Episodio 1. El BTCUSD visto por un trader
Stable Coins : la última propuesta en el mundo cripto
Tiempo Real. Episodio 2. El Bitcoin rompe soportes